miércoles, 30 de noviembre de 2016

A propósito de la creación de una Subcomisión de Educación para la elaborar un pacto educativo

Comunicado de Mareas por la Educación Pública - La Educación que nos une - STEs Intersindical




Mareas por la Educación Pública (mareas, asambleas, colectivos y movimientos -entre los que se encuentra el Movimiento Social por la Escuela Pública-, en defensa de la Educación Pública), La Educación que nos une y STEs Intersindical, ante la creación de una subcomisión parlamentaria para elaborar un “Pacto de Estado Social y Político por la Educación”,  firman el Comunicado que reproducimos:

Comunicado


El pasado 25 de noviembre los grupos parlamentarios de PP, PSOE y Ciudadanos presentaron a la Mesa del Congreso un escrito solicitando la creación de una Subcomisión parlamentaria para la elaboración de un gran Pacto de Estado Social y Político por la Educación. Debemos, una vez más, insistir en los argumentos que ya expusimos hace meses (aquí) sobre el pacto educativo propuesto por Ciudadanos. Insistíamos en que semejante pacto no era sino la legitimación de las políticas neoliberales que están destruyendo la educación pública y alterando los fines mismos del sistema educativo, al someterlo a los imperativos del mercado. 

En el escrito que ahora nos ocupa se dice, en su primer punto, que la Subcomisión solicitada elaborará un informe cuyas conclusiones serán recogidas para la elaboración del Pacto para alcanzar los objetivos educativos europeos recogidos en la Estrategia Educación y Formación 2020 de la Unión Europea. Pues bien, dichos objetivos son la expresión misma de la más salvaje ideología neoliberal aplicada a la educación. Según esta concepción la educación es simplemente una pieza más del sistema productivo y su único objetivo es la empleabilidad. El alumnado es reducido a la condición de capital humano valorizable y los docentes se convierten en técnicos educativos encargados de procesar esa materia prima para la creación de valor (competencias demandadas por el mercado laboral) en la industria del conocimiento en la que se quiere reconvertir el sistema educativo para ponerlo al servicio de los intereses empresariales. 

Valga como ejemplo la nota del Comité de Representantes Permanentes dirigida al Consejo, del 15/11/2012 en la que se declara que Para alcanzar los objetivos de Europa 2020, importa sobremanera preparar a los ciudadanos europeos para ser alumnos motivados y autónomos, capaces de promover un crecimiento económico y una cohesión social sostenibles, durante un largo periodo de tiempo. No se trata de preparar a los alumnos para que puedan ejercer como ciudadanos, sino de preparar a los ciudadanos para que estén motivados y dispuestos a un reciclaje constante de su "cartera" de competencias en un entorno de precariedad laboral, ya que los niveles de competencia y experiencia, tanto de jóvenes como de adultos, tienen que ajustarse continua y detalladamente a las necesidades cambiantes del mundo económico y del mercado laboral.

La cultura del emprendimiento que la LOMCE tiene por bandera es el núcleo de la estrategia europea y, entendemos, se mantendrá como pieza clave de los trabajos de la subcomisión si no hay contestación por parte de otros grupos parlamentarios y de organizaciones sociales y sindicales que confronten con esta concepción puramente mercantilista y productivista de la Educación. Concepción que, por lo demás, es solidaria de los procesos de privatización tanto exógena (privilegiando la enseñanza privada y privada-concertada) como endógena (importando modelos de gestión empresarial a la escuela pública) que venimos denunciando desde hace años y que son promovidos tanto por la UE como por la OCDE y otros organismos internacionales (BM, OMC) en un ataque sin precedentes a la educación pública.

Por tanto, consideramos que "el gran Pacto de Estado" que se quiere alcanzar no es sino una operación de blanqueamiento de la LOMCE que mantendrá lo esencial de dicha ley, presentándolo como un gran consenso social que habrá sido, una vez más, cocinado desde arriba y sin la participación real de la comunidad educativa (pero contando con la complicidad culpable de algunos foros u organizaciones que se dicen sociales). No nos sorprende que esa sea la línea del Partido Popular, que la semana anterior quiso vetar (ver nota de prensa del consejo de ministros del 18 de noviembre aquí) la proposición de ley que había sido aprobada por amplia mayoría para la paralización de la aplicación de la LOMCE. Parece que ahora ha adoptado otra estrategia, para la que cuenta con la colaboración de Ciudadanos y PSOE, que, según demuestran, comparten con el partido del gobierno la concepción neoliberal de la educación.

En Mareas por la Educación Pública, La Educación que nos une y STEs-i estamos y estaremos siempre comprometidos con la defensa de la Educación Pública e instamos a todos los partidos y organizaciones que compartan esa defensa a denunciar y oponerse a los planes mercantilizadores y privatizadores de la misma vengan de donde vengan. Recordamos que la UE no tiene capacidad normativa en materia de educación y que es posible y necesario oponerse a sus estrategias y recomendaciones, que no son vinculantes, en defensa de un sistema educativo público que forme ciudadanos conscientes de sus derechos y deberes y no futuros trabajadores precarios, preparados para ser entregados indefensos a los caprichos del mercado laboral.


29 de noviembre de 2016
Mareas por la Educación Pública 
La Educación que nos une 
STEs-Intersindical

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada