jueves, 26 de noviembre de 2015

Aprobado el Real Decreto que regula las características de la evaluación final de Primaria_B.O.E.

 

Consejo de Ministros del 20 de noviembre




La carrera de obstáculos prevista por la LOMCE ya conoce un primer Real Decreto "regulador". El Consejo de Ministros del día 20 acaba de aprobar el referido a las características de la evaluación final de 6º de Primaria y que acaba de publicarse en el B.O.E.

La nota de prensa emitida por el Consejo de Ministros y recogida en la página del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte,  adelanta alguna de las características generales de la prueba "con el fin de asegurar unas características de evaluación comunes a toda España". Prueba cuyo objetivo es "comprobar el grado de adquisición por los alumnos de la competencia en comunicación lingüística, de la competencia matemática y de las competencias básicas en ciencia y tecnología, así como el logro de los objetivos de la etapa fijados en la ley"...

Las pruebas "serán individualizadas y censales, es decir, comprenderán a todos los alumnos de todos los centros docentes del Sistema Educativo Español" y su  resultado -indica-,  no condicionará el paso del alumno a la Educación Secundaria Obligatoria".

Se tratará de pruebas externas, de modo que la aplicación y corrección de las mismas corresponderá a profesorado funcionario del Sistema Educativo Español ajeno a los respectivos centros docentes, con un presupuesto que ronda el millón y medio de euros, (Los presupuestos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para 2016 incluyen una partida de 1.451.930 euros que se destinarán a financiar la realización de estas pruebas).

 Otras características podemos encontrarlas ya en el B.O.E. Así, entre otras:
El diseño, aplicación y corrección de las pruebas corresponde a las Administraciones educativas competentes, que deben garantizar las condiciones adecuadas de aplicación y calificación de las mismas.
Corresponde a las Administraciones educativas competentes concretar los criterios de evaluación, los estándares de aprendizaje evaluables y el diseño de las pruebas de la evaluación final de etapa de la competencia lingüística en Lengua Cooficial y Literatura, así como aplicar dichas pruebas.
La Administración educativa competente establecerá procedimientos para la selección del profesorado funcionario del Sistema Educativo Español externo a los respectivos centros docentes, encargado de aplicar y corregir las pruebas, así como para la realización y el seguimiento y supervisión que aseguren una correcta aplicación y corrección de las pruebas de acuerdo con la normativa básica aplicable.
De forma simultánea a la celebración de la evaluación final de etapa se aplicarán cuestionarios de contexto, que elaborará el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Estos cuestionarios permitirán obtener información sobre las condiciones socioeconómicas y culturales de los centros para la contextualización de los resultados obtenidos.
Los resultados de las evaluaciones finales de etapa serán puestos en conocimiento de la comunidad educativa, mediante indicadores comunes para todos los centros docentes españoles, sin identificación de datos de carácter personal y previa consideración de los factores socioeconómicos y socioculturales del contexto. Los indicadores comunes a todos los centros docentes españoles serán establecidos por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte   ( El Mundo, interpreta claramente este punto: "Con esta prueba se podrán hacer rankings por colegios y comunidades autónomas). 

En PRENSA 

El Gobierno aprueba una reválida de sexto sin efectos académicos, El Comercio (La noticia recoge también la opinión de Genaro Alonso, Consejero de Educación del Principado, así como la oposición a la reválida de la asociaciones de padres y madres FAPAS Xixón)


En la imagen, estudiantes de Sexto de Primaria que, según el Real Decreto deberán someterse al final de este curso 2015-2016 a su primera reválida.  


La LOMCE manifiesta ya más claramente, si cabe, su desprecio al proceso de enseñanza-aprendizaje, su desprecio al alumnado que se verá sometido a edades tempranas a un tipo de pruebas que, de una u otra manera, podrá condicionar su futuro, y su desprecio a los equipos educativos de los Centros. 

Empieza a consolidar sus herramientas para clasificar y hacer efectiva la segregación, uno de sus principales objetivos.

¿Vamos a permitirlo?






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada