lunes, 15 de junio de 2015

Acerca del informe "El impacto de la Educación Infantil en los resultados de Primaria"

Reflexiones sobre el sistema educativo español


Las fundaciones Ramón Areces y Sociedad y Educación publicaron una serie monográfica Reflexiones sobre el sistema educativo español, (en PDF), que reúne, según señalan, los resultados del trabajo de un grupo de "economistas de la educación" que, durante dos años de trabajo de investigación,  "exploran aspectos fundamentales de los sistemas educativos en clave de competencia y competitividad".





A propósito de la presentación del documento "El impacto de la Educación Infantil en los resultados de Primaria", uno de los estudios que forma parte de la publicación y de cuyas conclusiones se han hecho eco abundantemente los medios estos últimos días,  la Plataforma de Madrid por la Defensa de la Etapa de Educación Infantil 0-6 publica  en su blog una interesante reflexión: 

No volvamos a poner los huevos antes de hacer el nido

Un informe de Daniel Santín y Gabriela Sicilia, ambos profesores de la Unversidad Complutense de Madrid, se ha presentado el jueves 11 en la Fundación Ramón Areces. El i nforme "El impacto de la Educación Infantil en los resultados de Primaria" es parte del estudio "Reflexiones sobre el Sistema Educativo Español" y recomienda, como conclusión, extender la Educación Infantil gratuita y universal a los dos años de edad por las ventajas significativas que representa para los logros en la Educación Primaria. 

El informe ha sido realizado a partir de un experimento natural que analiza los resultados de las pruebas de diagnóstico (EGD) de 4º de Primaria de 2009 y los relaciona con la influencia que tiene la mayor o menor asistencia a Educación Infantil (de 0 a 6 años) en los resultados escolares. Los mejores resultados en las pruebas, en los grupos escolares del mismo centro educativo, estaban relacionados con la asistencia a Educación Infantil.

Además de valorar la influencia positiva y compensadora que para las familias socioeconómicamente desfavorecidas tiene la asistencia a Educación Infantil, concluye con la recomendación de que se lleven a cabo políticas públicas para que la educación infantil, gratuita y universal a partir de tres años, se generalice desde los dos años, aunque recomienda que, como en el caso de 3-6, sea también voluntaria.

Hasta aquí no tenemos nada que decir más que constatar lo que llevamos años defendiendo sobre los beneficios que produce una Educación Infantil de calidad, beneficios que hemos defendido desde el comienzo de nuestra existencia como Plataforma y que hemos reflejado en múltiples escritos, entre ellos en el libro "La Educación Infantil en España" que acaba de ver la luz. Múltiples investigaciones avalan este hecho que ahora se constata en España.

Pero, rápidamente, se ha puesto sobre el tapete la polémica sobre la incorporación de los niños y niñas de dos años a los colegios, experiencia que ya se está llevando a cabo en algunas comunidades autónomas (por ejemplo Cantabria o el País Vasco) y que no ha sido convenientemente evaluada.

Como Plataforma no estamos de acuerdo con una conclusión que da una solución parcelada y que, mucho nos tememos, puede nuevamente convertirse en un problema más que en una solución.

En primer lugar porque la Etapa de Educación Infantil es Única y tiene Identidad propia, por lo que parcelarla aún más de lo que ya está se traducirá en detrimento del valor que como etapa completa ha de tener, redundando en el perjuicio de unos y otros tramos, aunque sea por distintos motivos.

En segundo lugar porque nos interesa resaltar una educación integral en el ahora para que los niños y niñas desarrollen todas sus potencialidades, no sólo como mera inversión de cara a los resultados de primaria en dos áreas, por muy instrumentales que éstas sean.

En tercer lugar porque la incorporación de los niños y niñas a los colegios ya fue y es suficientemente desastrosa en muchos centros, sin habilitación final de los espacios tal como se prometió, con unas ratios inapropiadas que, en el caso de Madrid eran inferiores para las mismas edades en las Escuelas Infantiles y que, al pasar a los colegios se homogeneizaron con las de Primaria en unas cifras insoportables. Sin que las plazas de integración supongan reducción alguna para el grupo clase, como si ocurría, y aún se mantiene en muchos casos, en las escuelas infantiles, sin apoyos suplementarios. Sin que muchos maestros y muchas maestras de infantil hayan asumido jamás a la criatura integral que les llega porque consideran que los cuidados relacionados con su higiene no les competen. Sin que los centros tengan en cuenta las especiales características de esta edad organizando los horarios iguales para todas las edades y sin individualizar espacios tan importantes como el comedor que son ensordecedores y agresivos para los niños y niñas de estas edades.

¿Y ahora proponen que los niños y niñas de dos años, muchos de los cuales entrarían en el colegio con 1 año y 9 meses (nacido en diciembre) se incoproren a este sisnsentido?

¡PUES NO SEÑORES! Hay que preparar primero el nido y luego poner los huevos en él, no al revés.La experiencia de poner los huevos primero ya la hemos tenido y es lesiva para el Interés Superior del Niño, el que debe prevalecer sobre cualquier otro si seguimos la recomendación (firmada por el Estado Español) de la Convención de los Derechos del Niño. Además, no se pueden seleccionar huevos (en este caso los niños y niñas de dos años) de forma que implique que los más pequeños (niños y niñas de 0 a 2 años) se siguen abandonado a su suerte.

Nosotras hemos pedido una Educación Infantil 06 única y unida, pública, gratuita y universal, con docentes altamente cualificados y en espacios apropiados, pero no así.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada