sábado, 8 de noviembre de 2014

Assemblea de Docents: Desciframos la LOMCE

Recogemos el análisis que desde la Assemblea de Docents están haciendo sobre la LOMCE:



Esta es la primera entrega del análisis de la LOMCE. Una ley perniciosa que ocupa uno de los diez puntos de reivindicación que motivaron la huelga indefinida, que todavía está en vigor. 

La primera versión del preámbulo, que fue sustituida por la actual porque incluso dentro del PP hubo quien lo encontraba demasiado impresentable, (aunque fuera por motivos electoralistas), dejaba claro que la LOMCE es de carácter selectivo, mercantilista y favorecedor de las desigualdades.

Véase como empezaba: 

La educación es el motor que promueve la competitividad de la economía y las cotas de prosperidad de un país; el nivel educativo determina la capacidad de competir con éxito en la arena internacional y de afrontar los desafíos que se plantean en el futuro. Mejorar el nivel de los ciudadanos en los ámbitos educativos supone abrirles las puertas a puestos de alta cualificacion, lo que representa una apuesta por el crecimiento económico y por conseguir ventajas competitivas en el mercado global. 

En cambio el preámbulo con el que se ha publicado, comienza así:

Los alumnos son el centro y la razón de ser de la educación. El aprendizaje en la escuela debe ir dirigida a formar personas AUTÓNOMAS, críticas, con pensamiento propio. Todos los alumnos tienes un sueño, todas las personas jóvenes tienesntalento. Nuestras personas y sus talentos son lo más valiosa que tenemos como país. 

El doctor Antonio Viñao, de la Universidad de Murcia, en la conferencia que hizo el pasado día 13 de diciembre en la UIB, recomendaba que leyéramos la LOMCE con el primer preámbulo, porque si la leíamos con el segundo, no lo entenderíamos.

Efectivamente, este segundo preámbulo es una serie de consideraciones y declaraciones engañosas, porque contradicen el articulado de la ley, o bien de construcciones gramaticales vacías de sentido, una tomadura de pelo, vamos, un ejemplo diáfano de los discursos políticos que no dicen nada.

En esta primera entrega haremos un juego que aclara este último aspecto del preámbulo. Dejamos para entregas ulteriores del análisis de las mentiras que contiene.

El juego consiste en que adivináis, sin consultar ahora el texto oficial, cuál es la redacción precisa del primer fragmento del párrafo cuarto del capítulo I del preámbulo (que consta de quince capítulos). Dice:

Detrás de los talentos de las personas están ...

Opción primera: 
... Los valores que los impulsan, las actitudes que los materializan, las competencias que los construyen y los conocimientos que los vertebran.
Opción segunda:
... Los valores que los materializan, las actitudes que los construyen, las competencias que los vertebran y los conocimientos que los impulsan.
Solución: ninguna de las dos. Si cojemos los verbos materializan, construyen, vertebran e impulsan, se pueden hacer 24 permutaciones, todas muy sonoras y contundentes, cuando se asocian los factores valores, actitudes, competencias y conocimientos .

Una de estas permutaciones es la que han elegido los redactores del preámbulo. Ahora ya se puede consultar por Google y salir de dudas.

Este párrafo es un síntoma esclarecedor de una de las finalidades del preámbulo: aparentar que hay una reflexión profunda cuando no hay nada.

La otra finalidad, que es intentar engañarnos todo atribuyendo a la ley unas virtudes que la mayoría de ciudadanos y ciudadanas quisiéramos para el sistema educativo, pero que en el articulado no se encuentran ni por casualidad, sino que florecen todos los vicios de la ideología neoliberal.



Preámbulo II:  Los fundamentos ideológicos de una ley segregadora, clasificadora y selectiva


La LOMCE en general -y en particular su preámbulo- es una caricatura del rigor legislativo y de la importancia que hay que dar a la educación. También es una ley que anula muchas posibilidades de formación y expresión del alumnado en el lenguaje musical y artístico o en el campo del pensamiento crítico. Una ley retrógrada y cargada de contradicciones. 

Que en el preámbulo encontraremos mentiras, incoherencias y contradicciones se hace patente cuando leemos, al final de capítulo V, esta frase impactante: 

Esta Ley Orgánica se el Resultado de un dialogo abierto y sincero (?? ?), que busca el Consenso, enriquecido con las aportaciones de toda la comunidad educativa

Las manifestaciones en todo el Estado contra esta ley impuesta, por lo visto, no tenían razón de ser. De hecho, cuando hablan de educación inclusiva, lo que hacen realmente es una ley segregadora, clasificadora y selectiva. Al mismo tiempo, cuando hablan de flexibilidad para elegir, lo que significa es que los alumnos podrán decidir a partir de sus capacidades que les habrán evaluado de forma externa al centro. Y convierten, además, la FP en un lugar de destino de alumnos excluidos 'del sistema educativo. 

Las contradicciones no sólo se encuentran entre el preámbulo y el texto normativo (que las hay, y muchas, como veremos), sino que también afectan al propio preámbulo que se contradice consigo mismo. Veamos cómo trata la función equilibradora y compensatoria de la educación. 

Al final de capítulo I leemos: Solo un sistema educativo de calidad, inclusivo, integrador y exigente, garantiza la igualdad de oportunidades. Pero sólo cuatro párrafos antes, en el mismo capítulo, habíamos leído:  La lógica de esta reforma se basa en la evolución hacia un sistema capaz de encauzar a los estudiantes hacia las trayectorias más adecuadas a sus capacidades, de forma que puedan hacer realidad sus aspiraciones y se conviertan en rutas que faciliten la empleabilidad y estimulen el espíritu emprendedor a través de la posibilidad, para el alumnado y sus padres, madres o tutores legales, de elegir las mejores opciones de desarrollo personal y profesional.

Y dentro del texto podremos encontrar en qué consiste esta "canalización". La flexibilización de las trayectorias, de forma que cada estudiante puedo desarrollar todo su potencial, se concreta en el desarrollo de programas de Mejora del aprendizaje y el Rendimiento en el segundo y el tercer curso de la Educación Secundaria Obligatoria, la Formación Profesional Básica, la anticipación de los itinerarios hacia Bachillerato y Formación Profesional, y la transformación del actual cuarto curso de la Educación Secundaria Obligatoria en un curso fundamentalmente propedéutico y con dos trayectorias bien diferenciadas.

Bajo el epígrafe "inclusivo", como vemos, se desarrolla una ley segregadora , clasificadora y selectiva En el capítulo X  leemos: ... la posibilidad de elegir entre distintas trayectorias les garantiza una más fácil permanencia en el sistema educativo...,  como si la elección fuera libre y voluntaria por parte del alumnado, cuando está claro que el itinerario será decidido por  las evaluaciones de sus "capacidades". 

Como curiosidad, hemos comprobado que el término "equidad "comparece 5 veces en el preámbulo y 3 en el texto normativo, mientras que la palabra" Evaluación "(o" Evaluaciones ") sale 10 veces al preámbulo y 149 veces en el texto normativo. 

Una incoherencia que afecta al capítulo X, ahora que hablábamos: es un capítulo dedicado a los itinerarios, su flexibilidad y la permeabilidad entre ellos, etc. Y, de repente, el último párrafo sentencia: Junto a estos principios es necesario destacar tres ámbitos sobre los que la LOMCE  hace especial incidencia con vistas a la transformación del sistema educativo: las Tecnologías de la Información y la Comunicación, el fomento del plurilingüismo, y la modernización de la Formación Profesional.   Se ve que para quedar bien con Europa debían meter esta declaración y no encontraron mejor lugar que en el capítulo X del preámbulo. Un lugar tan bueno como cualquier otro, ¿no es así? 

Sobre la autonomía de los centros y la capacidad de tomar decisiones, el capítulo VII se centra decididamente. Pero cuando leemos que  Es necesario que cada centro tenga la capacidad de identificar cuáles son sus fortalezas y las necesidades de su entorno, para así poder tomar decisiones sobre cómo mejorar su oferta educativa y metodológica en ese ámbito  en relación directa, cuando corresponda por su naturaleza, con la estrategia de la administración educativa..., entendemos a qué se refiere con eso de "poder tomar decisiones". Si combinamos los apartados del setenta y tres al setenta y siete, del texto normativo, que hablan sobre la especialización de centros y su financiación en función de los resultados, y con la pérdida casi absoluta de las atribuciones decisorias del Consejo Escolar del Centro, queda claro que quien toma las decisiones es la Administración y no el centro educativo. Tiene un interés muy sano constatar cómo quedan en la LOMCE las competencias del Consejo Escolar: no encontrará ninguna atribución del estilo de "aprobar", "decidir" , "elegir", "autorizar", "controlar" ... sino que los infinitivos que lo definen son: evaluar, conocer, participar, informar, ser informada, conocer, proponer, promover, analizar y elaborar (Propuestas) . (Y en el caso de "participar" se refiere a la participación en la selección del director, pero resulta que (apartado ochenta y cuatro) la selección será realizada por una Comisión constituida, por un lado, por los representantes de las Administraciones educativas, y miedo Otro, en una proporcionan mayor del treinta y menor del cincuenta por ciente, por representantes del centro correspondiente. De estos últimos, al menos el cincuenta por ciento lo serán del Claustro del profesorado del centro. Las Administraciones educativas determinar el número total de vocales de las comisiones y la proporciones entre los representantes de la Administración y de los Centros. En cualquier caso, deberia dar participación en las comisiones a los Consejos Escolares de los Centros . Ya vemos que es una participación que puede quedar en prácticamente nada ... 

El capítulo XIII es una apología de la FP, que sería muy loable si no fuera que dentro del texto normativo lo que destaca de la función de la FP reglada en los niveles básicos es su función como destino del alumnado que no cubre las expectativas del sistema. No podemos hacer un comentario exhaustivo de mentiras y contradicciones, por una cuestión práctica y estética, pero no podemos terminar esta segunda entrega sin comentar el capítulo XIV, referente a la Educación para la Ciudadanía: La recomendación (2002) 12 del Comité de Ministros del Consejo de Europa a los Estados Miembros sobre la Educación para la Ciudadanía Democrática, de fecha 16 de octubre de 2002, señala que la educación para la ciudadanía democrática es esencial para promovía una sociedad libre, tolerante y justa y que contribuye a defender los valores y Principios de la libertad, el pluralismo, los Derechos humanos y el imperio de la ley, que son los Fundamentos de la democracia. Y ¿qué consecuencia tiene esta aparente asunción de la recomendación? Pues la supresión de la asignatura "Educación para la ciudadanía" en Secundaria, con la argumentación siguiente: Esta Ley Orgánica considera esencial la preparación para la ciudadanía activa y la adquisición de las competencias sociales y cívicas, Recogidas en la Recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo de 18 de diciembre de 2006 sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente. En el contexto del cambio metodológico que esta Ley Orgánica propugna se aborda esta necesidad de forma transversal al incorporar la educación cívica y constitucional a todas las asignaturas durante la educación básica, de forma que la adquisición de competencias sociales y cívicas se incluya en la dinámica cotidiana de los procesos de Enseñanza y aprendizaje y se potencie de esa forma, a través de un planteamiento conjunto, su posibilidad de transferencia y su carácter orientador. 

¿Os imagináis que Europa hiciera una recomendación para la intensificación del aprendizaje de las Matemáticas y en España se decidiera eliminar la asignatura y ordenar su enseñanza de forma transversal por incorporación en todas las asignaturas? ¿Caricatura? Quizá. Pero también la LOMCE en general, y en particular su preámbulo, es una caricatura del rigor legislativo y de la importancia que hay que dar a la educación.



Desciframos la LOMCE III-IV




Desciframos la LOMCE  V




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada