viernes, 11 de octubre de 2013

El negocio de la educación en España

La enseñanza se ha convertido en uno de los últimos tesoros de los que apropiarse; representa nada menos que un billón de euros al año. Un mercado demasiado atractivo como para que los inversores privados lo dejen escapar.



video









La selección social que se establece como patrón de conducta institucional tiene como telón de fondo el nivel socioeconómico que actúa como rasero y barrera protectora contra la vulgarización de las relaciones sociales entre patos y escopetas; la riqueza y la pobreza requieren entornos específicos donde campee libre y soberana la ideología de logro y éxito de los triunfadores y, por otra parte, de los perdedores. Agua y aceite sociales no se mezclan en el recipiente social educativo. Las instituciones privadas pueden ser de élite o para estratos medios y bajos que acuden a un proceso de homogeneización por la vía de la beca, el crédito y la beneficencia ocasional. Mientras que las primeras reciben automáticamente el crédito de ser académicamente inobjetables, las segundas parecen estar condenadas a la estigmatización fundada en la apariencia: se les cataloga como instituciones “patito”.

El negocio de la educación superior

El negocio de privatizar la educación, la Sexta






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada