lunes, 5 de enero de 2015

Hasta el 31 de enero, ¡pásate a la Sanidad Pública!





Llega enero y con él la posibilidad, nuevamente, de APOSTAR POR LO PÚBLICO, también en Sanidad.  

Funcionarias y funcionarios de MUFACE  tienen la posibilidad de elegir entre una prestación sanitaria a través de la sanidad pública de cada comunidad autónoma o una entidad privada. Es evidente que si defendemos lo público, debemos defenderlo en todos lo ámbitos, Sanidad incluida.  Hasta el 31 de enero se está aún a tiempo de cambiar a la Sanidad Pública so es que previamente se estaba con una prestación de servicios sanitarios privada.

Desde las Mareas por la  Educación Pública apoyamos esta campaña, organizada desde Asamblea Verde Madrid por tercer año consecutivo, para promover el cambio al INNS. 





¿Razones?


  1. Porque los que defendemos y creemos en la Escuela Pública tenemos que demostrar un compromiso con todos los servicios públicos. 
  2. Porque creemos que la salud no puede ser un negocio, sino un derecho de todas las personas. La Sanidad Pública permite una organización racional y una prestación de servicios para todos y todas, y es la organización más solidaria. 
  3. Porque la Sanidad Pública tiene profesionales formados y comprometidos, porque es la única que realiza un esfuerzo para la formación de nuevos trabajadores/as sanitarios, con la investigación y con la atención a pacientes de enfermedades graves o raras.
  4. Porque la salud no es una cuestión individual. El bienestar de cada persona depende de los niveles de salud general de la población y para ello necesitamos una medicina basada en la prevención y en la atención de todas las personas, que no excluya a nadie.
  5. Porque la Sanidad Pública atiende a todos los pacientes. No rechaza a los muy enfermos, ni a los ancianos, ni a los discapacitados. Cualquiera de nosotros/as puede mañana ser una persona con una enfermedad grave y ser rechazado por las aseguradoras privadas. Y entonces nos alegraremos de tener una Sanidad Pública que atiende a todos.
  6. Porque, a pesar de los recortes, la Sanidad Pública sigue teniendo los mejores recursos. La forma de “escapar” de las listas de espera y de los problemas provocados por los recortes y la privatización no es irse a entidades privadas, sino defender lo público estando en ese servicio.
  7. Porque la atención sanitaria no puede recibirse en función de los recursos que tiene el paciente, sino en función de sus necesidades. Sólo la Sanidad Pública se guía por este criterio.
  8. Porque la Sanidad Pública no es más cara y es la que resulta más económica para los trabajadores/as, ya que la sostenemos colectivamente a través de los impuestos pero somos atendidos de las pruebas, operaciones y tratamientos que podemos necesitar, incluidos los más caros, como los transplantes… Y eso hace que nuestra vida sea mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada